Fukushima divide Europa

    Mañana el accidente de Fukushima hará un año y por eso, me parece un buen día para hablar sobre las consecuencias que ha acarreado durante esta última temporada en Europa. Como bien se comenta en el artículo, http://www.elcorreo.com/vizcaya/rc/20120310/mundo/despues-fukushima-sigue-divida-201203101730.html , tras la catástrofe ocurrida a causa del tsunami en Japón que dejó cerca de 20.000 muertos, el continente se encuentra actualmente dividido.  A pesar de todas las medidas que se han querido y se han tomado a partir de aquel 11 de marzo, se sigue dudando sobre la seguridad y el futuro de la energía nuclear, aunque muchos países siguen apoyándola y se niegan a prescindir de ella debido a factores económicos.

    Por un lado, se encuentran países como Alemania e Italia que tras aquel accidente, decidieron automáticamente acabar con este tipo de energía por la seguridad y el bienestar de los ciudadanos.  Por ejemplo, Angela Merkel, canciller de Alemania, decidió adelantar el apagón nuclear al año 2022 a pesar de que dos meses antes se había impuesto que el apagón se realizaría en el 2036. Por su parte, Italia se opuso a la energía nuclear en un referéndum celebrado en junio del 2011 dónde los ciudadanos decidieron dar un no rotundo echando así por tierra el programa que tenía Silvio Berlusconi, cuyo gobierno preveía la construcción de ocho reactores en Italia a partir del 2013.

    Por otro lado, se encuentra el país con más reactores nucleares de Europa y la que ha hecho la apuesta nuclear más decidida, Francia. El país vecino no está dispuesto a dejar de producir energía puesto que es lo que más dinero les da. Además, creen que este tipo de energía puede ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y por ello se niegan a prescindir de ella.

    España también está a favor y no pretende dejar de aprovechar la energía que pueden producir las centrales nucleares que se encuentran aún activas. Por eso, Mariano Rajoy, actual presidente del gobierno español, ha decidido mantener la central nuclear Garoña situada en Burgos y un almacén temporal centralizado para residuos nucleares en Villar de Cañas, Cuenca.

   También foros como el Foro Atómico Europeo (foratom), insisten en mantener la energía nuclear puesto que tiene muchas cosas buenas como los beneficios económicos que se obtienen, las pocas emisiones de dióxido de carbono que hay y la seguridad que se ha logrado en los últimos tiempos.

    En definitiva y pese a las pruebas de resistencia a las que son sometidas las centrales nucleares para conseguir una mayor seguridad, hay opiniones dispares y por ello, países enfrentados defendiendo cada uno su parecer. Aún asi, actualmente en Europa son 14 los países que mantienen nucleares en su territorio y a nivel mundial, son 442 los reactores nucleares activos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s